Thursday, November 15, 2012

Las Canas…
No todas las canas salen de la experiencia o por los años vividos. A veces salen por el estrés o el sufrimiento.  Los prisioneros políticos pueden decirlo y todos aquellos, en que la vida les ha tocado duro.  Muchas mujeres se la pasan ocultándolas, porque les quita juventud y frescura. ¡Que si! La mayoría no quiere que se note que los años han pasado por su cuerpo.   ¡Las cremas!, divino tesoro encontrado para dar mejor textura a la piel. En todo eso se invierte a diario mundialmente una fortuna. Pero, ¿cómo damos frescura al alma? Sí, porque el alma arrugada, termina arrugando la piel, los ojos y la expresión facial?  Hablando de esto, me recuerdo de una frase célebre de los adultos cuando yo era  un niño: “Quien tuviera 20 años y la experiencia”  Creo que casi todos, no escuchamos consejos, aunque lleguemos a viejo. La frescura del alma depende de saber hacerla sufrir menos, además de alimentarnos bien y hacer ejercicios físicos. ¿Cómo se hace? Y como dice la canción, ¿Y cuál es el negocio? Si, sé que esperan  “diga Ud.”   No puedo decir mucho. No nacemos preparados para enfrentar los problemas que afectan nuestra vida emocional. Cuando se aprende, ya ha pasado tiempo. Lo que si podemos hacer, es que nuestros hijos aprendan no solo matemáticas, ciencias y demás. La asignatura sobre la Vida, no se da en las escuelas, pero creo que es muy necesaria. Esto podría facilitar generaciones futuras mejor preparadas para la vida y con menos arrugas en el alma. Para nosotros en este momento, sería importante revisar nuestra filosofía de vida y tomar consciencia si nos sirve para preocuparnos menos y no dejar que el stress nos consuma mucho tiempo.

 
Dr. Pedro J Garcia Linares
Noviembre, 9 2012

No comments:

Post a Comment